Situada en la primera planta, da al salón provisto con tragaluz. La agradable mezcla de los tonos rojizos y del casi-dorado natural resulta un auténtico regalo para la vista. Todo en ella es de una cálida suavidad y confort. Unos cuantos objetos de buen gusto nos recuerdan la gran competencia técnica de los artesanos en Marruecos. El cuarto de baño es amplio y conserva su forma original y el talakt beige que la ilumina.

 

100 €