Sobre la primera terraza, abierta sobre el espacio consagrado al salón, el color chocolate y el color rojo casi rosado se entremezclan con sutileza para crear una atmósfera suave y luminosa. La mesa y los sofás del rincón del saloncito son elegantes a la par que discretos. El cuarto de baño es confortable, con líneas ligeramente curvas, haciendo que cada detalle de los trabajos de albañilería vista.

 

90 €