Situada en la planta baja del riad, da a la fuente cantarina. Su gran cuarto de baño completamente acabado en tadlakt beige, cuenta con una bañera y una ducha separada, cuyas formas redondeadas y suaves son una llamada a al goce y disfrute de los placeres acuáticos. La habitación cuenta con dos camas separadas y su rincón saloncito es espacioso, y está decorado con sobriedad y autenticidad, con tonos que van del “marron glacé”, al beige pasando por el marrón oscuro.

 

150 €